Humor: Consejos para padres de bebés

Tener un hijo es hermoso. Tener un hijo es una poronga. Las dos oraciones son, aunque contradictorias, verdades. Es mucho más hermoso que una poronga, es cierto, pero a lo largo de los años sólo se ha dicho la parte buena y poco se ha hablado de lo malo, quizás por vergüenza, por temor o vaya quien a saber por qué.