De las cosas terribles la traición es la peor. Ahora, que la viví de manos de mi hija puedo afirmarlo. Es que en el almuerzo del Día del padre Valentina dijo que de grande quería ser abogada.

No hay nada peor para un padre artista que un hijo abogado. Cuando creés que lo diste todo y que tus hijos seguirán la línea de la rectitud Valentina se sale con una traición de ese estilo. Ningún padre está preparado para una respuesta así en boca de sus hijos. (Aquí dejo una foto del día del padre).

Retos Semanales de escritura

Mientras mi corazón se desgarraba me sobresalté porque yo mismo había cometido un acto similar con mi padre, a la edad de Valentina. Después de una derrota catastrófica de San Lorenzo en manos de River Plate, le dije a mi padre que ya no sería cuervo como él, sino que sería millonario. Hoy, aunque no me arrepiento de ser hincha de River, pido perdón por ese acto espurio.

Después de unos minutos de estupor le pregunté a Valentina si cuando sea grande no quería ser artista… como su papá. La respuesta fue categórica.

– Me gustaría poder estudiar una carrera en serio. Espero para mi vida adulta un poco más de previsibilidad. Por otra parte, si bien es cierto que yo te veo feliz con tu elección, también noto que estás constantemente buscando trabajo, y es difícil poder mantener una familia sin un trabajo fijo. Quizás no me va a gustar tanto lo que haga como abogada… pero va a dar plata. Prefiero algo más de estabilidad.

Quise decir algo, pero no pude. Fue Valentina la que retomó el diálogo argumentando, que en definitiva, ella y yo no estábamos tan alejados en cuanto a tareas laborales.

unnamed (1)

– Papá vos hoy vivís en conflicto, y yo pretendo vivir del conflicto. Vos te das al público y yo pretendo vivir de lo público. Vos te subís a un escenario y yo plantearé diferentes escenarios a los jueces. Vos cantás, yo haré cantar la posta. Y en definitiva, al contar una historia estás contando una mentira… y no hace falta que te diga de qué viven los abogados.

Mientras Valen hablaba me vi a mi mismo, estableciendo mis argumentos para cambiarme de club, descubrí que Valentina traicionará mi amor incondicional el día que, como yo hice alguna vez, traiga su primera pareja a casa, vi todas mis traiciones del pasado encarnadas por mi hija en el futuro. Ser de River, de San Lorenzo, abogada, artista, contador, ingeniero… todos actos de traición pasando de generación en generación.

Desde el fin de semana que vengo haciéndome a la idea de que ser padre es, precisamente, vivir siendo traicionado… y no hacer nada a cambio. Las elecciones de Valen son de ella y ahí estaré siempre, con un cuchillo clavado en la espalda, para acompañarla cuando me necesite.


¿Querés sumarte a la comunidad de escritores? Material exclusivo, descuentos para cursos y seminarios, guías completas, plantillas descargables y más. Sumate y aprovechá todos los recursos creativos para que tu idea se concrete en una historia única.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s