La tarde del asesinato de mi esposo habíamos ido hasta el gigante de cemento para ver otra vez a esa gente. Alguna vez podía pasar, y pasó ese domingo a la tarde.

No sabíamos que era lo que pasaba pero nos habíamos dado cuenta con Eusebio de dos patrones. Lo primero es que habíamos descubierto que desde el 2014, cada seis meses, había o una fiesta, o un evento grande.

Eso sumado al patrón estándar, ese lo había deducido yo porque Eusebio nunca muy despierto, que cada quince días se arman unos encuentros religiosos en ese coso de cemento gigante. Siempre pasa lo mismo, se escuchan los cantos y los rezos y de pronto como explosiones de júbilo.

Es muy interesante sobrevolar esos días la zona. A mi marido y a mi nos encantaba. De hecho nos preparábamos durante días para ir, porque sabíamos que había algunas cosas peligrosas. Por ejemplo, en una fiesta muy grande que hubo en diciembre del 2018, casi me pega una explosión. Ese día hubo una fiesta muy grande y creo que hasta habló el pastor, o el lider, con el micrófono. Después vinieron todas las explosiones esas en el cielo. Lo mismo pasó al año siguiente, pero esa vez preferimos mirar de más lejos. Eusebio fue un tipo muy precavido. Por eso es raro que le haya pasado esto el domingo.

No siento culpa, porque el que más quería ir era él. Siempre insistía hasta convencerme. Nos ubicamos haciendo base cerca del río. Ibamos y veníamos desde el río hasta el gigante de cemento, dando vueltas en círculo, mirando atentos todo lo que pasaba ahí abajo. De pronto, sin que lo esperáramos, apareció de la nada una especie de bala de cañón que le impactó de lleno. Y cayó, cayó desde los cielos al suelo sin escalas.

Voy a extrañarlo, y juro venganza. Juro venganza por mi palomo amado, porque voy a aprovecharme del patrón, ya están por cumplirse los meses en que vuelven a reunirse a festejar, se intuye en el aire. Y ahí voy a estar, lista y preparada.


Este relato forma parte de una serie sobre los últimos partidos de La Superliga Argentina. Soy hincha de River y quiero dedicarle un tiempo de escritura al club de los amores en el tramo final del torneo. Podés leer más en la sección Relatos de Fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s