Las damas, bacanas, van para la playa a lavar las sábanas a la mañana. Para nada andan alarmadas, mas Trafalgar, la batalla, va a arrancar.

Marcha la armada, gallarda, a la mar. Alzarán las anclas para matar a la bárbaras masas malvadas. La batalla marcará rachas, mas las hazañas marcaran la trama. La batalla acabará fatal para tantas almas amargadas. Sangrarán bastas,  mansas las damas, amargarán las armas la falaz saña.

Tras bajar la vara la batalla naval arranca. Marcada la cancha a la mar las fragatas zarpan para matar. ¡Pan! las bárbaras atacan. ¡Pan! las malvadas apartan las balas. ¡Pan! Marcan la barca. Las masas arrancan a saltar para la mar. 

– ¡Para! saca la clavada! – Alarman las almas más blancas. 

– Trabada, trabada. ¡Clavada para matar!

– Ah… canalla

Mandamás llama a calmar la batalla. 

–Para atrás, para atrás– clama mandamás. 

Para zafar marcha para atrás mas tardan, tardan hasta cagarla: La gran bala lanzada alcanza a dar al ancla. 

– A la carga, a trabajar, a sacar la mar– llaman a la fragata Bahama, mas acabará a la mar la barca.

– ¡La Fragata Santa Ana baja para la mar!– alcanza a clamar, mas ya para nada zafarán. La barca acabará a la mar. 

Mandamás trata aplazar la batalla. Marcha  la playa para Alabama, para Caracas, para Panamá, para Casablanca, para Ankara, mas mandamás clama acabar la batalla, pasan La Mancha… acaban mal.

Trafalgar, la batalla fatal, acabará ganada para la armada blanca. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s