Historias para cagarse de risa

[Humor] ¡A jugar a la plaza!

Tienen hamacas, toboganes, pasamanos, espacio para jugar a la pelota, piso de goma eva, patacletas (que puede ser que solo existan en Palermo)… son Disneylandia pero de la América Latina profunda.

[Humor] ¿Quién inventó los paraguas?

Tenemos una falsa idea romántica de la lluvia. Cuando empieza a llover todos nos imaginamos a dos enamorados besándose bajo una tormenta que les acaricia la cara, y les moja las remeras entreviéndose abdominales y pezones.

[Humor] Los juegos de mesa

De todos los juegos de cartas el primer lugar lo ocupa, por lejos, un juego tan sencillo como apasionante; Una competencia sutil, de gran destreza táctica y estratégica; Para jugar especialmente con niños por su gran valor educativo; Un juego con una reprimenda moral y ética tremenda para el perdedor, que deberá cargar consigo la humillación, por los siglos de los siglos: el culo sucio

[Humor] ¡Odio el subte!

No se si será verdad lo del infierno pero, si existe, para mí debe ser muy parecido al subte de Buenos Aires. Piénselo de esta manera: millones de personas apretadas, comprimidas, estrujadas, metros bajo tierra, soportando el calor y conviviendo con pecadores… Porque no hay mayor pecador que los disimuladores de ventosidades sin dueño.

[Humor] ¡A guardar, a guardar!

Ordenar la casa es una cagada. Sin embargo, cada dos o tres meses ocurre la tragedia. Soy desordenado y lo digo con mucha más angustia que orgullo.

[Humor] El Psicólogo

Empecemos por decir que mi esposa se trata, que mi hija se trata y que yo también me trato. Especialmente yo trato, pero no puedo. Tanto tremolo tratándose tristemente con tratamiento trucho que para tratar por tratarme hice trato y para tener un tratamiento triunfante decidí tratarme con el psicólogo… aunque esté a las claras […]

[Humor] Los Trámites

Lo peor de la guita no es la avaricia o todas esas moralejas pelotudas de las películas, el problema es que con la plata viene hacer trámites. Hace unos días, trabajando en esta columna de humor, hice una encuesta en mi instagram preguntando cuales eran los peores lugares para hacer trámites, con las respuestas armé […]

Los hijos

Desde que llego al trabajo miro el reloj calculando cuánto faltaba para irme. Cada día, desde que entro hasta que me voy, dejo dos partes mías, dos hermosas sonrisas de terciopelo, dos retoños de mi ser, en casa… ¡Y no saben qué liberador tener unas cuantas horas para mi solo!

Posted In

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s