Odio el subte

No se si será verdad lo del infierno pero, si existe, para mí debe ser muy parecido al subte de Buenos Aires. Piénselo de esta manera: millones de personas apretadas, comprimidas, estrujadas, metros bajo tierra, soportando el calor y conviviendo con pecadores... Porque no hay mayor pecador que los disimuladores de ventosidades sin dueño. Otro … Sigue leyendo Odio el subte

El despertador

La mañana del domingo 4 de junio de 1995, me acuerdo la fecha porque me pegué el jabón de mi vida, la alarma de incendio me hizo saltar de la cama de invitados de mi amigo Gonzalo Pascual. Estaba terriblemente asustado, sorprendidamente aturdido y desprevenidamente en calzoncillos así que quise ponerme el short al mismo … Sigue leyendo El despertador

Los hijos

Desde que llego al trabajo miro el reloj calculando cuánto faltaba para irme. Cada día, desde que entro hasta que me voy, dejo dos partes mías, dos hermosas sonrisas de terciopelo, dos retoños de mi ser, en casa... ¡Y no saben qué liberador tener unas cuantas horas para mi solo! Se lo que están pensando … Sigue leyendo Los hijos